Con una madre que viste prendas exclusivas de diseñadores super importantes del mundo de la moda, y cuyo vestido azul de Issa se agotó en menos de 24 horas después de que lo usara para anunciar su compromiso con el Príncipe William en 2012; era de esperarse que la tierna Princesa Charlotte también tuviera un gran impacto en la industria de la moda británica y mundial.

Y es que al día de hoy, la hija menor de Kate Middleton vale unos 3 mil millones de libras esterlinas, o 3.86 billones de dólares. Es decir, ¡muchísimo!

De acuerdo a Brand Finance, una consultora independiente, en solo dos años de vida la influencia de Charlotte ya está valorada en casi cuatro mil millones de dólares, una suma que comenzó a crecer desde el momento en que la presentaron al mundo.

El 2 de mayo de 2015, los Duques de Cambridge presentaron a Charlotte a las afueras del Hospital St. Mary de Londres. L nueva princesa fue envuelta en un chal blanco de pura lana, hecho por GH Hurt & Son Ltd.El Efecto Charlotte valorado en billones de dólares.

Como resultado, la compañía vendió miles de modelos del mismo chal y tuvo que doblar la producción de un día para otro.

El mismo efecto se dio con el cochecito Silver Cross en el que llevaron a la princesa a su bautizo en Sandringham en julio de ese año.

El Efecto Charlotte valorado en billones de dólares.

El “efecto Charlotte” ocurrió nuevamente en 2016, cuando se publicaron las fotos de William, Kate, George y Charlotte en ropa de esquí. La marca de los zapatos rosa de la princesa, My1styears.com, vendió más 259 de ese mismo modelo, aumentando así sus ventas en un 97%.

El Efecto Charlotte valorado en billones de dólares.

De esta manera Charlotte logró sobrepasar el valor de su hermano mayor, a quien se le calcula en 2,4 billones de libras esterlinas, mientras que el valor de la madre de ambos retoños se estima en 4.7 billones de libras esterlinas.

Robert Haigh de Brand Finance le explicó a Marie Claire por qué el valor de Charlotte es mayor al de su hermano George, más cercano en la línea de sucesión al trono.

“Es tan simple como tomar en cuenta el tamaño del mercado de la moda de hombres y mujeres. El efecto Charlotte se sentirá en un rango más amplio de productos y marcas y tipos de ropa que el de George, lo que implica un mayor valor suyo y de su marca”.

¿Imaginan el revuelo que causará Charlotte cuando se robe el show en la esperada boda de su tía Pippa Middleton?

¡Ya queremos ver qué clase de vestido usará en la ceremonia!

Comentarios

comentarios