Lo normal es que un  padre debe estar con su hijo desde que nace, pero esta situación para Cristian Castro fue bien diferente. En una entrevista a corazón abierto con Paty Chapoy reconoció no haber conocido a su progenitor hasta que cumplió los 31, un hecho que le ha marcado. “Me daba miedo”, dice sincero.

Convertirse en padre, fue lo que le impulsó a buscarlo. “Ahí me resuelvo a que mi hija merece ver a toda su familia, ya comprendo lo importante que es un abuelo”, explica emocionado. “Ahí digo: ‘por favor consígueme el teléfono de mi papá’ y le digo: ‘papá, me gustaría que conocieras a tu nieta'”.

La historia con su padre se remonta a cuando Cristian tenía 5 años. Es entonces, por medio de una burla de un compañero de colegio, cuando descubre quién es su progenitor. “Me enseñó una foto y me dijo ‘ja, ja, ja — éste es tu papá’ y yo dije ‘¡Ay, caray! ¿A poco el Loco Valdés es mi papá?’. Entonces dije, ‘Dios mío, no me hagan esto'”, recuerda apenado.

Con el tiempo su madre, la actriz y cantante Verónica Castro, terminó por contarle toda la verdad. Las heridas han ido sanando  y el encuentro con su padre finalmente se dio. Y no sólo eso. También fue invitado de excepción en el bautizo de su pequeña reencontrándose así con su mamá. Las risas y el buen ambiente reinaron en este día tan especial. Una historia triste con final feliz.

Nos alegra mucho por el cantante.