La energía de Marián Sabaté es  indiscutible. Su chispa, humor y la espontaneidad para expresarse se apoderan también de este diálogo en el que volvemos a acercarnos a ella para saber más de sus logros y de su vida.

 

Marián, ¿qué estas haciendo en este momento? ¿En qué etapa de tu vida estas?

En lo laboral considero que estoy en una gran etapa de mi vida, tengo mi programa de televisión a nivel nacional “Jarabe de Pico” , por la señal de Teleamazonas, además por primera vez comparto un programa de radio con mi hija Bárbara Fernández Sabate transmitido por la prensa Sport . Y en mayo volveré a las tablas en el micro teatro presentándome en Pop Up en la ciudad de Guayaquil  con la obra ¡Ay Mamá¡

Aparte creo que ha llegado a mi vida ese momento de paz, tranquilidad y serenidad que estaba buscando hace mucho tiempo. He aprendido que si te caíste y fracasaste hay que levantarse y pelear un round más.  En resumidas cuentas: amo vivir.

 

Has perdido peso, ¿cuántas libras?, ¿por qué tomaste esa decisión?

He perdido 60 libras en el último año. Toda mi vida he tenido el problema de subir y bajar de peso constantemente; he pasado de pesar 99 a 190 libras. El hecho de tener un trastorno de tiroides ha sido un factor que ha influido mucho, hice de todo para bajar de peso, hasta que tomé la decisión de realizarme una cirugía bariátrica hace ocho años, procedimiento que se complicó y me tuvo en terapia intensiva al borde de la muerte. Volví a subir de peso con complicaciones de hipertensión y picos de azúcar altos, sentía que algo no estaba bien y por salud consulté con el doctor Trino Andrade; sospechábamos que mi vida podía estar en riesgo; me dijo que tenía que rehacerme la cirugía bariátrica para corregir los errores y problemas que me dejó la anterior.

 

Hoy, ¿qué ocurre y qué piensas cada vez que te miras en el espejo?

Pienso cuantas locuras tuve que hacer para llegar a este peso: pastillas, inyecciones, lipos, tratamientos experimentales, dietas absurdas de comer alimentos de un solo color por meses, incluso llegar a la inanición casi llegando a la anorexia. Por suerte me di cuenta que soy mucho más que un número en la balanza, hago valer más mi interior que mi exterior. Al verme al espejo veo a Marián la artista; si miro unos segundos más puedo ver a Marián la madre y cuando miro más profundo veo a Marián la niña. Cuando veo estas tres facetas mías, puedo sentirme una mujer integral, lo que me hace como persona, mi profesión, mi familia y mi esencia. Soy un ave fénix surgiendo siempre de las cenizas. Cuando me veo al espejo veo que no solo cambié de cuerpo, sino también cambié mi actitud ante la vida.

 

¿Cuál es el mensaje diario que escuchas de ti misma en la intimidad?

Querer es poder y nunca te vayas a dormir sin haber aprendido algo nuevo y agradezco a Dios por un día más de vida rodeada de mis seres queridos y si perdí a alguien especial se lo recomiendo a mi ángel de luz.

Marián Sabaté “Soy mucho más que un número en la balanza” Marián Sabaté “Soy mucho más que un número en la balanza” Marián Sabaté “Soy mucho más que un número en la balanza”

Comentarios

comentarios