Seguramente has escuchado de él y lo has visto retratado en innumerables ocasiones. Su primera impresión puede resultar estilísticamente intimidante e imposible, pero sin duda, su aire moderno genera una sofisticación deseable. El estilo oversize cautiva por sus líneas relajadas y silueta amplia de guiños masculinos, que generalmente se concreta en prendas de corte casual o sastrero. ¿Qué no es un estilo para todas? Por supuesto que sí. Siguiendo estos consejos, podrás apersonarlo y adaptarlo a tu look sin complicaciones.

Por: Sasha Santamaría (Consultora de Moda y Estilo)

La regla de las proporciones

La consigna para crear un equilibrio armónico recae en cuidar la relación de proporciones entre las prendas superiores e inferiores. Por ejemplo, coordinando un blazer extra grande con caída que vaya por debajo de la cadera junto a unas leggings o jeans skinny. Súmale una t-shirt básica blanca y un calzado de tacón cuadrado y obtendrás un conjunto verdaderamente chic para la oficina. La opción contraria sería tomar un pantalón de corte baggy, holgado, de basta generosa tipo palazzo y conjuntarlo con un top de tejido adherente. La fórmula consiste en: holgado arriba, ceñido abajo o viceversa.

Crea puntos focales

Si no te convence la soltura del look, puedes idear zonas de tensión que afinarán la silueta, incorporando un cinturón como accesorio si te apetece marcar un poco la cintura, o utilizar una blusa provista de amarres para resaltar discretamente la zona del busto. Puedes, incluso, jugar con las mangas, doblándolas para contrarrestar el exceso de tela y descubrir los brazos. Así, ajustarás o revelarás una zona del cuerpo de manera sutil sin perder la intención cubritiva y grandilocuente de esta tendencia.

En materia de complementos…

Unos tacones de tipología afinada se convertirán en el calzado preciso para compensar el efecto extra grande característico del oversize, añadiendo unos cuantos centímetros de altura que estilizarán visualmente tu figura. Por el lado de los accesorios, aquellos de tipo lineal y minimalista colaborarán en la continuación de esta idea de alargamiento. Prueba con unos aretes largos de pedrería que lleguen hasta los hombros o con una cadena fina que repose en medio del escote.

Viste una sola prenda

Experimenta el máximo confort que brinda este estilo decantándote por llevar una pieza protagonista. Envuélvete en una camiseta o camisa clásica XL de aquellas que se asemejan a las de tu novio (o róbale una). Que no te resulte extraña la posibilidad de visitar la sección de ropa masculina para adquirir una de estas piezas. Imagina también, un cálido sweater de punto o un maxi blazer tipo vestido combinado con botas altas. Tendrás el look perfecto para un fin de semana de fiesta o relajado.

Instagram: @sasha.santamaria

Blog: http://elalbumdemanuela.blogspot.com/

Crédito fotografías: Tagwalk, Pinterest