Con las presentaciones de París se da por finalizado el vertiginoso y  ensoñador mes de la moda. La ciudad luz es la encargada de poner el punto final y sus propuestas no defraudan. Diseñadores que debutan y otros que regresan, fantasía y parisian chic son las claves que resumen algunos de sus mejores momentos.

Por: Sasha Santamaría (Consultora de Moda y Estilo)

Saint Laurent

Anthony Vaccarello tiene muy presentes los códigos fundacionales con los que Yves Saint Laurent construyó la imagen de la mujer moderna. Una colección dominada por el negro, con el tuxedo como prenda emblema, el cual aparece en opciones de mini vestidos y chaquetas de escote profundo. Equipos pensados para vestir con sensualidad la noche.

Celine

Un tributo a la versatilidad del denim. Fiel a su idea de feminidad bohemia, Hedi Slimane, actual director creativo de la marca, propone una colección de aires setenteros –sí, los 70 están de regreso- en la que el dúo bermudas + botas altas se convierte en el estilismo que debemos incorporar a nuestro board de inspiración, al igual que su visión de combinación denim + denim.

Dries Van Noten

El desfile del diseñador belga trajo consigo una gran sorpresa; ya que su colección de verano fue concebida en conjunto con Christian Lacroix, el luminoso modisto francés de alta costura que en 2009 debió cerrar su firma. Su aporte se evidenció en la presencia de siluetas de amplio volumen que se fusionaron al imaginario historicista y ecléctico que caracteriza a la marca.

Schiaparelli

Para su debut pret-á-porter, Daniel Roseberry recurrió a las raíces surrealistas con las que Elsa, fundadora de la maison, desafío a la moda de su tiempo. Jugando con la ilusión del trompe-l’oeil, concibió piezas con dejos humorísticos, como un blazer decorado con bordados de hormigas. Su abrigo de diseño de piel de vaca anuncia el que pronto se convertirá en el estampado de tendencia.

Instagram: @sasha.santamaria

Blog: http://elalbumdemanuela.blogspot.com/