Por Rosanna Mancino

@viamiablog

www.viamiablog.com

Viajar es fuente de inspiración, así lo han demostrado exploradores, científicos, arquitectos, músicos y grandes artistas.  La reconocida diseñadora colombiana,  Silvia Tcherassi, no es la excepción. Su nueva colección ‘Resort 2020’ es el resultado de aquellos destinos  fantásticos y exquisitos como lo son el desierto de Atacama y el nuevo museo de Qatar. Si eres de las que te gusta explorar el mundo con estilo esta propuesta de glamour, creatividad y aventura, te cautivará.

 

Inspiración árida

El espíritu viajero de Silvia Tcherassi tomó forma en los diseños de Resort 2020. De las profundas dunas del desierto de Atacama, el más árido y seco del mundo, surgieron piezas llenas de movimiento y detalle que van en armonía perfecta con lo orgánico y natural.  Las telas de sus diseños bailan, caen y se mueven al ritmo del caprichoso viento que sopla en el norte chileno. Los estampados, con florecillas de colores que emulan al desierto florido;  y otros patrones geométricos, quedaron magistralmente plasmados en blusas, chaquetas, amplios vestidos, faldas largas, pantalones, entre otras prendas y accesorios.

La delicada confección hace que cada uno de sus diseños sea una oda a lo natural y a la esencia de la mujer moderna y viajera. Su colección es auténtica inspiración: impecable y sofisticada; y resalta la sencilla elegancia que caracteriza a Silvia Tcherassi.

 

Manhattan, el escenario.

A inicios del mes de junio el hotel Crosby Street en Nueva York se convirtió en un fabuloso oasis de glamour. Para celebrar la llegada de la nueva colección de la diseñadora barranquillera se dieron cita celebridades y jetsetters.

Los invitados, incluyendo grandes nombres de la moda como Nina García, Lauren Santo Domingo, Hilary Rhoda, Nell Diamond, entre otros, participaron del magnífico evento, donde olvidaron por un momento que estaban en medio de Manhattan para transportarse al indómito desierto y sumergirse de secretos y curiosidades.

 

Un vestido único e insólito sorprendió a los asistentes: la magistral pieza, fue confeccionada con más de mil flores de tela hechas a mano. La  prenda, lucida por una de las modelos en el evento, pesó 18 libras y fue construida por un grupo de dedicados artesanos.

Cuéntame: ¿Con cuál diseño te gustaría viajar a tu siguiente destino?